RDF
Tienda
 Inicio / Revista / Salones y Ferias del vino
Compartir:

Salones y Ferias del vino

Por quinto año consecutivo Tui será la capital del vino.

Del vino que surge de la realidad del campo, de los vinos más reconocidos y, a la vez, más buscados para una parte cada vez mayor del sector.

Los días 27 y 28 de Junio, por primera vez dos días, el Claustro de la Catedral de Tui acogerá a un buen puñado (68 en esta ocasión) de viticultores y elaboradores de vinos de Galicia, España y Portugal. Hasta un italiano ocupará espacio en las mesas dispuestas en el lugar que desde la primera edición ocupa este salón de los vinos naturales, biodinámicos y ecológicos, “o simplemente responsables” como le gusta definir a la cabeza visible de la organización del evento, Marina Cruces.

Marina y Antonio Portela son los culpables de que lo que empezó como reunión de amigos sea cada vez más un punto de encuentro para que los autores de los vinos expongan su obra.

En este 2015 han comenzado a proliferar eventos con características similares en cuanto a la selección o que intentan enmarcarse en un terreno parecido al abierto por “A Emoción…” en sus ya cinco años de vida. Hoy queremos repasar algunos de esos eventos y su relación, de existir, con el salón del vino emocionante en Tui.

En Mayo se escenificó una especie de “combate” por la titularidad de lo que es un vino especial o diferente a los industriales o más mercantiles en dos eventos celebrados en Madrid con pocos días de diferencia.
Rompió el fuego el denominado “Salón de Vinos Radicales” que auspiciaban José Peñín y algunos amigos suyos. Se celebró el 4 de Mayo (un lunes) en los salones del Colegio oficial de Arquitectos de Madrid, con presencia de 27 bodegas y viticultores y en medio de una importante división. Mientras para algunos los precios que la organización puso al espacio no estaban al nivel de lo que se puede permitir pagar por asistencia un pequeño viticultor “radical”, para otros el hecho de que una figura como Peñín se sume al movimiento definido por “La Revolución del Vino” o el más conocido “Vinos Naturales de España” de Joan Gomez Pallares, es siempre positivo.
Sea como fuere, las crónicas afirman que el evento no contó, para ser en Madrid y de entrada gratuita, con la asistencia de público que se debe pedir a algo convocado y publicitado por el gurú del vino en España los últimos 40 años.

Paralelamente, esa misma semana, pero el Domingo, tenía lugar también en Madrid el primer “Salón de vinos Naturales” al que acudían 20 viticultores autores de vinos naturales (es decir, sin adición de SO2). El salón tuvo lugar en el espacio Impact Hub en el centro de la capital y contó con una asistencia mayor que su competidor aquella semana, también según los visitantes consultados.
Como detalle final de esta “competencia” de radicalismo en Madrid dos circunstancias. La primera, que ninguno de los “radicales” acudió al salón de vinos naturales ni viceversa. La segunda, que en el espacio en Facebook de los organizadores del Salón de Radicales no se publicase ni un solo mensaje desde antes de su evento hasta el mismo domingo día 10, mientras tenía lugar el salón de la competencia.
Curiosidades.



No quedó en esta especie de “batalla” lo relativo a nuevos eventos porque, ademas de los eventos más locales, con tradición como la Feria del Vi en Falset (Priorat) que este año cumplió su 20 edición o como Vins Nus, evento para vinos naturales que tuvo lugar el pasado domingo 8 de Marzo en plena ciudad condal, también tuvo lugar en la misma Barcelona la tercera edición de Vinum Nature, salón profesional destinado a los vinos naturales, biodinámicos y ecológicos.

Este último salón centra su celebración en los vinos catalanes, pero abierto también cada año más a otras zonas y edita, a posteriori, una guía de los vinos presentes en el evento. Tuvo lugar el pasado día 31 y su éxito de afluencia está supeditado a su carácter profesional.

A otro nivel totalmente diferente al carácter más independiente (real o impostado) de estos pequeños salones, en España este 2015 han tenido lugar ferias del vino en el sentido más estricto del término. Se trata de eventos con años de bagaje y herederos de un tiempo en el que una Feria dedicada al vino y otra con el fin de promover el comercio de automóviles no diferían demasiado en su aspecto ni lugar de celebración. Eventos que tiene lugar en enormes pabellones de ferias de exposiciones como Ifema, en Madrid o la Fira en Barcelona, sedes habituales del Salón de Gourmets o Alimentaria respectivamente. A este nivel hablaremos de dos muy distintas.

Por un lado Fevino, ahora Salón Internacional del Vino pero antes la Feria del Vino del Noroeste, así definida desde la celebración de su primera edición cuando ésta tenía lugar en uno de esos fríos pabellones del Fimo, el recinto ferial de la ciudad. Un evento organizado a instancias y con el apoyo unánime de los principales distribuidores de vinos de la comarca herculina (Ferrol, Narón y A Coruña) y donde prevalecen los Riojas y Riberas del Duero muy por encima en número y cantidad de cualquier otro vino, Gallego o de otra procedencia. La feria, tras refundarse, ha cambiado de ubicación, de formato (adiós a los stands de aluminio, hola a las mesas corridas) y hasta ha abaratado los precios de sus mesas, pero sigue masivamente ocupada por aquellos distribuidores que, al mediodía, siguen agasajando con percebes y jamón serrano a sus mejores compradores y ofreciendo vinos de calidad media o baja, pero de gran consumo en la hostelería local.

Por último, este 2015 ha visto una nueva edición de Fenavin, el más grande evento en número de bodegas participantes y metros de superficie ferial. Una feria que se mide en contactos realizados y de carácter puramente mercantil e industrial, que este año ha dado espacio a pequeños viticulores, agrupados, como guiño a una parte del sector que, salvo por Tui, sigue careciendo de otro evento de igual tirón que el celebrado bianualmente en Ciudad Real.

Así las cosas, “A Emoción dos Viños" será, un año más, el único salón específico para este tipo de viticultura que acumule en su organización criterios específicos destinados, desde su nacimiento, a dotar al espacio de identidad propia. Son, sobre todo, la selección especifica de los vinos presentes y la presencia de vinos de España, Portugal y otras nacionalidades, con vocación internacional pero con el objetivo principal puesto en Galicia y el noroeste de la península y que está abierto a profesionales (cada vez más presentes) y aficionados pero con una limitación de aforo que facilita el trato entre los viticultores y los visitantes.

Además, este año 68 viticultores, cifra récord, ofrecerán sus obras a los más de 400 privilegiados que podrán entrar en el Claustro de la Catedral de Tui que, una vez más, se llenará de Emoción por los vinos emocionantes.



 
 
Cámara de comercio
Fondo Europeo de Desarrollo Regional