RDF
Tienda
 Inicio / Revista / 5 cosas que querían ser vino...pero no lo son
Compartir:

5 cosas que querían ser vino...pero no lo son

Hoy queremos acercaros a lo que en prensa se conoce como “serpiente de verano”. Es la noticia sobre un tema concreto que llama la atención de todo el mundo pero carece de ninguna importancia o incluso, en algún caso, resulta ser falsa.

Ejemplos de esto son sin ir más lejos, “el verano del tiburón”. Se refiere esta frase al año en que los medios estadounidenses se llenaron de noticias sobre ataques de tiburón en la costa oeste de aquel país. Lo curioso del caso es que ese verano en concreto fue uno de los de menor número de estos ataques en la década de 2000.

Similar historia ésta a la del verano de los “ataques de perros” o la habitual “invasión de medusas” en el nuestro, en años en los que este tipo de sucesos no son, a veces ni de lejos, mayoritarios.

Pues, en el mundo del vino, nuestra particular “serpiente de verano” la componen las cosas que, queriendo ser vino, en realidad no lo son, pero se anuncian usando esa palabra.

Hablemos de las, según nuestro criterio, 5 principales;

“Cosas que querían ser vino, pero no lo son”



1- El Vino azul

Aunque son varios los que se han lanzado a desarrollar este producto a base de vino, el origen está en la marca “Gïk”. Se trata del resultado de la colaboración de 3 emprendedores, estudiantes de diversas disciplinas (marketing y publicidad, por ejemplo) un instituto de desarrollo de la tecnología agroalimentaria y algunas bodegas en el País Vasco.

Ellos se definen así; “No es de mesa ni crianza: mezclamos distintas uvas. No es de postre ni de aperitivo, cada uno lo toma cuando quiere. No tiene Denominación de Origen, porque trabajamos con distintas bodegas. Todo esto hace que los puristas acaben diciendo: entonces no es vino. ¿Pero qué quieren decir con eso? Claro que es vino, sólo que no es su vino. Es el vino de todos, sin normas ni prejuicios, sin convenciones heredadas sobre cómo debería elaborarse o beberse“.

Para elaborar Gïk se usan diversos vinos, sustancias ajenas al vino y otros productos para lograr “una bebida dulce y fácil de beber, con 11,5º de alcohol y color azul”.



2- El Vino naranja

Con otro origen bien distinto, la Denominación de Origen Condado de Huelva detalla y define la elaboración de una bebida “a base de vino” de color naranja.

Se trata del “Vino Naranja” (así conocido) y que se define en la web de la denominación de origen como “Vino Naranja del Condado de Huelva, producto obtenido a partir de un vino certificado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Condado de Huelva o de un mosto de uva fresca procedente de la zona acogida a D.O., el cual ha sido objeto de una adición de alcohol etílico de origen vitícola. Dicho alcohol ha sufrido una aromatización de cortezas de naranja amarga mediante el procedimiento de maceración.”

Así que el naranja tiene un origen no necesariamente químico y destinado a elaborar un “producto” que se define como “obtenido tras someterse a un proceso de envejecimiento mediante el sistema de criaderas y soleras durante un tiempo mínimo de 2 años en botas o bocoyes de robles de capacidad inferior a 650 litros.”

Nada que ver con el “Taronjino” que saltó al mercado hace unos años y que, para empezar, se hacía de naranjas. La empresa “Naranjas Ché”, dedicada a la venta de la versión producida de manera ecológica de esta fruta, se lanzaba así al mercado del “vino”. Este estaba hecho únicamente a base de naranjas, tras un proceso de fermentación similar al que se realiza habitualmente con la uva.



3- Vino sin alcohol

Como quiera que a veces resulta mas fácil dar un rodeo que ir directo al grano, corría el año 2006 y a alguien se le ocurrió que sería buena idea retomar este proyecto.

Como sucede con la cerveza, la posibilidad de llegar al público que no bebe vino bien porque no puede o bien porque no le gusta el alcohol es un caramelo económico difícil de obviar para muchos. Es así que, una vez más, varios grupos bodegueros deciden ponerse a desalcoholizar vino para comercializarlo, lanzando el “nuevo” producto con una campaña de marketing que alcanza su clímax aquel verano.

“Vino sin alcohol, sinónimo de salud” afirmaba el leit motiv de la campaña del grupo Elivo, uno de sus principales comercializadores.

Dice la Unión Europea que el vino es ”el producto obtenido exclusivamente mediante la fermentación alcohólica, total o parcial, de uvas frescas pisadas o no, o de mostos de uva". Fermentación alcohólica.

Vino sin alcohol es, por definición, un oxímoron.



4- Vino enlatado

Aunque, en esencia, lo que lanzó al mercado en 2007 el grupo Garvey era vino (blanco y tinto) procedente de la Denominación de Origen Penedes, no podemos resistirnos a mencionarlo por lo atípico del recipiente.

Aunque el vino en brick ha sido habitual desde finales de los ochenta en los supermercados de toda España, la lata, recipiente tradicional de cervezas y refrescos, no lo era y su salida al mercado estuvo rodeada de la habitual polémica. Como en el caso de los tapones de rosca para el vino o del citado “vino de cartón”, la necesidad de un recipiente mas barato que el cristal (aunque no haya muchos) ha sido motivo de estudio y experimentación desde hace décadas.
La lata, a buen seguro, no será el último de esos intentos por modificar el aspecto del vino en las estanterías de los supermercados.



5- Vino sin uvas

Aunque no existe (aún) ningún producto concreto que así venga definido, el que avisa no es traidor.

Los hermanos Roca, gerentes del muy afamado “Celler de Can Roca”, considerado el mejor restaurante del mundo por un reconocido listado, anunciaban este año, nada mas recibir tan sonado galardón, su intención de elaborar “vino sin uvas”.

'Espíritu Roca’ sería un proyecto para destilar y fermentar diferentes productos a fin de extraer de los mismos sus olores y sabores y crear vinos de arroces, cereales, judías o higos, entre otros. El vino de arroz o Sake, es un producto de origen japonés, el resultado de fermentar cereales se llama cerveza desde el antiguo Egipto y el Licor de higos es eso…. licor. Como el orujo o los destilados de diversos productos, que son y salen de plantas, verduras y otros, pero que no provienen de la uva pisada, prensada y fermentada.

 

Son 5 que han llenado portadas y páginas en internet con titulares que, usando la palabra vino, han querido vender otra cosa. Para otro día quedan las cosas que, siendo vino, han preferido parecer otra cosa (Verdejo “frizzante”, vino con virutas de oro, sangría en brick o el llamativo I-wine by Paco&Lola).

 

 

 

 

Fuentes: Mileurismo Gourmet, Cadena SER, D.O. Condado de Huelva, Grupo Elivo, Directo al paladarEl Periodico 



 
 
Cámara de comercio
Fondo Europeo de Desarrollo Regional