RDF
Tienda
 Inicio / Revista / Los Aromas del Vino
Compartir:

División técnica para definir a que huele un vino, además de "a vino"

Los Aromas del Vino

10
Mar
2016

En este artículo te presentamos una clasificación (una cualquiera, hay muchas y muy diversas) de 10 familias aromáticas claramente diferenciadas que te ayudarán a clasificar mejor el vino a golpe de nariz.

1. Animales: se refiere por una parte a los olores almizclados (perfumados) de ciertas variedades de cepas aromáticas y, por otra, a ciertos olores a carne, visceras o caza que nos recuerdan algunos vinos viejos: cuero, sudor...


2. Balsámicos: en referencia a "bálsamo", y en recuerdo, por ejemplo, a la menta o el eucalipto. Corresponde a olores a resina, incienso, laurel, pino o los citados mentolados.


3. Químicos: representados por olores como el del ácido sulfhídrico o el de ácido acético, olores casi siempre desagradables o que pican en la nariz; huevos podridos, medicamento, cloro. Ojo, no siempre hablamos de olores vinculados a la intervención en el vino...ni de lejos


4. Ésteres: se refiere a aromas de alcoholes superiores o ácidos grasos, productos que provienen de la fermentación alcohólica como por ejemplo a mantequilla, yogur, cera, jabón.


5. Especiados: olores que recuerdan a “especias” como la pimienta, el clavo, el azafrán o canela y las notas que aparecen en algunas cepas o incluso en vinos de guarda.


6. Madera: olores que provienen de la evolución de los taninos o derivados de la madera de roble en las barricas de crianza; caja de puros, coco, cedro o lápiz son los más habituales. En execeso resultan desgardables y artificiosos.


7. Empireumáticos: aromas a quemado, ahumado o cocido, también relacionados con la familia de los tostados; caramelo, cacao, chocolate, café.


8. Florales: olores producto de algunos vinos blancos muy aromáticos, ricos en terpenos, compuestos aromáticos presentes en algunas variedades de flores y también en algunos tintos muy delicados; rosa, violeta, jazmines, miel...


9. Afrutados: se refeieren sobre todo (aunque se use el término con profusión) a siete tipos de frutas: cítricas (naranja), exóticas (plátano), rojas (fresa), negras (mora), con pepita (manzana), con hueso (cereza) y secas (pasas).


10. Vegetales: aquí hay que hacer una subclasificación, porque hay varios: herbáceos (por ejemplo hierba cortada), setas (trufa) y verduras (pimienta verde)

 

 



 
 
Cámara de comercio
Fondo Europeo de Desarrollo Regional